El primer róver enviado por China a Marte empieza a explorar el planeta rojo