La criogenización, como alternativa al entierro o la incineración: costará 5.000 euros en dos décadas

Criogenización