Seis horas y media en el espacio para instalar los nuevos paneles solares de la Estación Espacial Internacional