Una brillante bola de fuego, provocada por una roca de asteroide, cruza el cielo andaluz