Detectan inmunidad potente y “persistente” en las mucosas de los vacunados, básico para no transmitir el virus

Detectan inmunidad potente y “persistente” en las mucosas de los vacunados, básico para no transmitir el virus