Diseñan unas gafas que detectan el coronavirus en tres segundos