Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Un nuevo estudio confirma la pérdida de anticuerpos frente al coronavirus en cuestión de meses

  • El Covid-19 podría volver en oleadas estacionales como el resfriado común

  • Las conclusiones del estudio ponen en duda la eficacia de las futuras vacunas

  • De confirmarse, el "peligroso" objetivo de la inmunidad de grupo no tiene sentido

Los enfermos recuperados del Covid-19 pueden perder la inmunidad en cuestión de meses, según una investigación del King’s College británico de la que informa el diario The Guardian. Este estudio preliminar plantea que la gente podría reinfectarse del coronavirus un año después, como ocurre con el resfriado común, también causado por otros coronavirus.

Los científicos analizaron la respuesta inmune de más de 90 pacientes y trabajadore sanitarios del hospital Guy’s y St Thomas y descubrieron que los anticuerpos que aniquilan el virus llegan a su nivel más alto unas tres semanas después de la aparición de los síntomas. A partir de ese momento empiezan a declinar.

En España también se ha detectado la "pérdida" de anticuerpos

Los datos de este estudio parecen coincidir con los últimos que ha ofrecido el estudio serológico en España. En la última ronda, los investigadores españoles observaron un declive acusado de los anticuerpos en un 14% de las personas que habían pasado previamente la enfermedad.

La investigación británica ha revelado que aunque un 60% de los infectados desarrolló una respuesta potente en el momento álgido de su batalla contra el coronavirus, sólo un 17% retenía esa potencia inmunitaria de anticuerpos tres meses más tarde. En algunos casos, ni siquiera se les detectó una presencia de anticuerpos.

La doctora Katie Doores del King’s College de Londres y autora del estudio declara a The Guardian que el tiempo de permanencia de los anticuerpos depende de “lo potente que sea su presencia en el momento más alto” de la respuesta inmunitaria.

La vacuna no sería eficaz

Las conclusiones del estudio son preocupantes de cara a los dos grandes objetivos contra la pandemia: las vacunas y la llamada inmunidad de grupo. Los científicos recuerdan que el sistema inmune no son sólo los anticuerpos, el organismo tiene otras formas de luchar contra la entrada de patógenos en el cuerpo.

Hay pruebas crecientes de que las llamadas células T, que se activan frente al resfriado común, también pueden proteger ante la enfermedad, dice en The Guardian el inmunólogo Arne Akbar del University College de Londres. Los pacientes que luchan contra el virus con células T no necesitarían mantener un alto nivel de anticuerpos.

Como el resfriado estacional

Pero si los anticuerpos fueran la reacción más importante contra el coronavirus -cosa que no se sabe aún-, las conclusiones de este estudio apuntan a que las personas podrían reinfectarse en oleadas estacionales, como el catarro común. Las vacunas no ofrecerían, en ese caso, una protección duradera. 

El nivel de anticuerpos era mayor y más duradero en los que habían sufrido una enfermedad grave.

El estudio también confirma otro fenómeno que se viene obervando. El nivel de anticuerpos era mayor y más duradero en los que habían sufrido una enfermedad grave. Esto se debería a que su cuerpo ha producido más anticuerpos ante una presencia mayor del coronavirus.

Al profesor Neil Stuart, coautor del estudio, le parece que el SARS-CoV-2 podría comportarse como los otro cuatro coronavirus que provocan el resfriado común y que suelen reinfectar a la gente con frecuencia estacional. Lo que aún no se sabe es si el SARS-CoV-2 perdería virulencia en futuras oleadas.

El fin de la inmunidad de grupo

El virólogo Jonathan Heeney de la Universidad de Cambridge cree que este estudio se suma a otras evidencias crecientes que dan la puntilla “al peligroso concepto de la inmunidad de rebaño”. La inmunidad de rebaño o inmunidad de grupo es un concepto epidemiológico que sostiene que el conjunto de la población quedaría protegida frente al virus si un 60% o 70% de la población está ya inmunizada porque ha pasado la enfermedad o porque se ha vacunado

“No puedo subrayar suficientemente lo importante que es que la ciudadanía entienda que infectarse con este virus no es nada bueno”, advierte Akbar. “Algunos jóvenes creen que si ellos se infectan podrían contribuir generosamente a la inmunidad de grupo. Pues no sólo van a correr ellos y los demás un riesgo al infectarse y perder la inmunidad. Podrían sufrir una enfermedad pulmonar más grave si se infectan de nuevo en el futuro”.