Poner una pica en Marte: más de la mitad de los intentos han fracasado