Los humanos bebemos más agua que la mayoría de mamíferos y nuestra sed condicionó nuestra evolución

Los humanos bebemos más agua que la mayoría de mamíferos y nuestra sed condicionó nuestra evolución