Las primeras auroras boreales de la temporada iluminan el cielo nocturno de Estados Unidos