Simba y Mufasa, protagonistas de una historia más dura que la del 'Rey León'