El factor tiempo, clave frente a ómicron: cuanto más pase entre vacuna e infección, mejor respuesta inmune