Una empresa japonesa desarrolla un sistema de botones holográficos para evitar tocar superficies

Una empresa japonesa desarrolla un sistema de botones holográficos para evitar tocar superficies