El coronavirus dispara las posibilidades de ciberataques

Pedro Pablo Pérez, responsable de ciberseguridad de Telefónica