Los científicos lo confirman en un gran estudio: la ondas de telefonía no aumentan el riesgo de cáncer

Los científicos lo confirman en un gran estudio: la ondas de telefonía no aumentan el riesgo de cáncer