Una empresa paga 2.000 euros a quien logre aguantar 24 horas sin ningún dispositivo tecnológico

Una empresa paga 2000 euros al usuario que logre aguantar 24 horas sin ningún dispositivo tecnológico