Google logra la supremacía cuántica y lo demuestra

Google logra la supremacía cuántica y lo demuestra