El mundo de Avatar se cuela en el nuevo coche futurista de Mercedes-Benz