Ingenieros chinos fabrican un pez robot flexible capaz de sumergirse en la fosa marina más profunda del mundo