Un traje con propulsión vuela a 51 km/h para rescates de urgencia en alta montaña