Cristóbal Balenciaga se hermana con el arte en el museo Thyssen- Bornemisza