Ocho bailarines se cuelan en el Prado para celebrar el Día de la Danza