Palomas disecadas y mármol que se derrite, entre las obras de la colección que exhibirá Pinault en París