Un estudiante en prácticas halla en Itálica un abanico de la época romana: un ‘flabellum’