El festival de arte urbano C.A.L.L.E. pinta el barrio madrileño de Lavapiés para activar el comercio