Una compañía de cine subasta recuerdos icónicos de películas por valor de 6 millones de euros