Glenn Close se lleva el “Oscar” al mejor perreo