Alas, demonios y música dance en los ensayos de Eurovisión