Desde Ocasio a Delevingne, las invitadas convierten la gala MET en una alfombra roja de reivindicaciones