El teatro francés se reinventa en la pandemia y sus intérpretes actúan en escaparates de tiendas de moda de París