Un estrella Michelin pone una pescadería en su restaurante: “Había que reinventarse”