La Generalitat catalana identifica 3.722 fincas que la Iglesia inscribió a su nombre sin tener la propiedad

La Generalitat catalana identifica 3.722 fincas que la Iglesia inscribió a su nombre sin tener la propiedad