Ken Follett: “El mundo se ha convertido en un lugar muy peligroso”