Las librerías atienden a puerta cerrada y con cita previa: "Nos preocupa si podremos resistir"