Los Palacios, donde una calle planta cara al coronavirus con sones celestiales