Machu Picchu reabre sus puertas al turismo tras siete meses cerrado por la pandemia