"Los niños que no juegan pueden desarrollar patologías de adultos"