Robo de diamantes de valor "incalculable" en el Palacio Real de Dresde