El boicot del público por exceso de aforo obliga a suspender una actuación en el Teatro Real