Sergio Leone, érase una vez el rey del espagueti western