Nueva York recibe a las campeonas del mundo