La atleta amputada que no se pone límites: 102 maratones seguidos, uno al día

buena