El Atlético de Madrid celebra el título de Liga en el Wanda totalmente vacío