La derrota del Cádiz deja cientos de aficionados sin celebración por las calles de la ciudad