Disparos al aire para dispersar a los fanáticos del Besiktas tras ganar su equipo la Superliga turca