El homenaje musical de jugadores de rugby australiano al personal del hotel que les cuidaron en la cuarentena