Messi desata la locura en París

Messi llega a París