Miles de aficionados del Athletic de Bilbao se concentran y provocan altercados antes de la final de Copa