El alza de los combustibles lleva a apretarse el cinturón a los que menos gastan

Gasolinas