Fajos de billetes y maletas llenas de monedas: la última hora de la peseta

pesetas